UN ESPACIO PARA LA CULTURA

Un pintor es un hombre que pinta lo que vende. Un artista, en cambio, es un hombre que vende lo que pinta. (Pablo Picasso)

 

ABSTRACCIÓN

Y

MOVIMIENTO

SILVIA GOYTÍA

GUTIÉRREZ GOÑI

MANUEL KUPERMAN

Junio de 2020

SILVIA GOYTÍA

Silvia Goytia, pertenece a esa categoría de artistas que, paulatinamente alejados de la figuración, buscan en la riqueza inagotable de las formas geométricas, las raíces del orden y las sorpresas del desorden, dos elementos protagónicos en la vida, la cultura y el arte de nuestro tiempo. Recorrer cada una de las obras expuestas, invita a sumergirse en espacios quebrados, multidireccionales y agorafóbicos, imbricados unos en otros en una suerte de "perpetuum mobile" que convoca al mismo tiempo las pesadillas arquitectónicas de las visiones de Piranesi y la lúdica alegría de los juegos de Escher. Arquitecturas ilusorias que logran en la virtualidad del plano lo que Zaha Hadid o Coop Himmelblau - popes del postmodern arquitectónico- han tratado de conquistar en el espacio real. Cercana a las construcciones de Torres García, pero sobre todo integrando de forma muy personal, los ritmos angulares de los constructivistas rusos con los colores brillantes del futurismo italiano y las luces festivas de los Delaunay, estas "estructuras desconocidas" de Silvia Goytía, merecen conocerse por la bienvenida novedad de su factura, apreciarse por el notable oficio con que han sido pensadas y realizadas, y gozarse por la energía positiva que transmiten.

 

Arquitecto Alberto Bellucci

 

Director del Museo de Arte Decorativo-.

Ex- director del Museo Nacional de Bellas Arte

GUTIÉRREZ GOÑI

¡ Hacemos casa!

Un pensamiento chino: Si oigo, olvido, si veo, recuerdo, si hago, comprendo. Y uno pitagórico: No hagas nunca aquello que no entiendas. ¿No participan de ambas sentencias la actitud y la aptitud de este artista? ¿No poseen la misma cuidadosa claridad de propósito, de acción y cumplimiento? Me respondo que sí inmediatamente, me sitúo de nuevo ante sus obras y… mi mirada me dice que convoque aún otro pensamiento: Gli artisti di tutti i tempi hanno sempre dipinto ciò che sapevano, non ciò che vedevano.1 ¡Ahora!

Ahora puedo ya concluir yo:

Lo que este artista ve es un saber que se avecina a lo imponderable.

Siempre excelente es su ejecución. Soberbia es la magnitud de la que dota aún a obras de medidas humildes, recatadas. A la hora difícil de la composición elige la que debe, quiero decir, la única que la obra que tenga entre las manos se merezca para alcanzar las bravas cualidades de bondad, de belleza y verdad, las que sin duda en las noches sabias se aproximan al sueño del artista. Alta es la relevancia de sus temas, sean estos remotos, o actuales, sean visiones que han cumplido siglos y que percuten aún en nuestra alma, o sean temas que hoy piden atención y nos afectan. Inteligente es siempre la emoción que hay en sus obras, inteligente, sí, el movimiento de su corazón, que bien conoce el pulso del pensar e imaginar sin ningún fantaseo. En las obras de Gutiérrez Goñi… ¡hacemos casa! Es esta una expresión agradecida que mi mejor acompañante y yo nos decimos con dicha cuando podemos cruzar el umbral de obras de arte que dan feliz albergue a nuestro espíritu.

Intelectual, anímica, pasionalmente, este artista reina sobre el pasado, actúa con libertad creadora en el presente, y entre ambos, sabia, humana y artísticamente, colabora con su ver, y su saber, y su saber hacer, para que sea bello el porvenir…

Carmen Pallarés

1Tonino Casula, pintor y crítico de arte.

MANUEL KUPERMAN

LA FORMA DE LA LUZ

Durante el siglo III a.C., en la siempre bella ciudad de Siracusa, Arquímedes calculó el área bajo el arco de una parábola y alcanzó una aproximación extremadamente precisa del número pi. Entre muchos otros logros y descubrimientos, definió la espiral que lleva su nombre: el lugar geométrico de un punto moviéndose sobre una recta que gira a velocidad angular constante.

Cuentan que Descartes, muchos siglos después, echado en su cama, observó a una mosca revoloteando. Su curiosidad le llevó a preguntarse cómo determinar en un plano cada uno de los puntos que la mosca tocaba al danzar sus circuitos. Para responderse, el filósofo construyó matemáticamente la geometría analítica que permite aún hoy, seguir dominando el plano y el espacio a partir de la geometría algebraica.

En 1920, Naum Gabo y Antoine Pevsner, explicaron las ideas del constructivismo en el Manifiesto Realista. En él renunciaron a la estética de la masa, priorizando la estética de las líneas y los planos.

Occidente lleva toda su historia persiguiendo, reuniendo y separando estos tres recursos que son soplos de ciencias y de artes siempre inacabadas; el movimiento, la forma, la luz. Los tres se necesitan, se condicionan, se jerarquizan cada vez de manera diferente. Se desafían, se cuestionan… pero siempre están al asecho el uno del otro. Inseparable trilogía topológica que como nudo borromeo, si se desata, se desvanece.

Ahora, en 2020, Manuel Kuperman propone una serie de piezas en las que estos antecedentes  –y estos tres elementos– siguen vivos dando cuenta de cómo arte y técnica, ciencias y poéticas van indefectiblemente de la mano. En algunas piezas gobierna el movimiento, en otras la luz. La forma es irrenunciable en cada una de ellas. Las posibilidades expresivas de cada propuesta dan cuenta de un recorrido inesperado, en ningún caso, obvio. Porque Kuperman ha sabido imaginar primero, pensar después, ejecutar con paciencia y precisión de orfebre cada una de sus obras para volver a decirnos lo que expectantes, esperamos de un artista: ser capaz de hacernos visible lo invisible.

 

Cristina Santamarina

aboutus

Quienes somos

En este momento de crisis y olvido generalizado del arte, esta galería, con mas de 25 años de historia, da un giro total porque entiende que ha llegado el momento en que el Arte debe ser gestionado con los propios artistas. Un colectivo de creadores, unidos en el Espacio de Arte Ra del Rey, en pleno centro de Madrid, se afirma en la tesis de que el Arte está por encima del comercio y de la norma, y para ello este espacio se ofrece a otras facetas artísticas como la música, la poesía, el cine, el baile, la literatura... creando sus noches temáticas, sus inter-espacios, y arte de guardia convirtiéndose en punto de encuentro de la cultura.

Recordamos a los que nadie recuerda
Presentamos nuevas propuestas
Confirmamos valores auténticos

Horario

Martes de 18:30  a 21:30  h.

Miércoles de 12 a 14 y de 18 a 21 h.

Jueves de 12 a 14 y de 18  a 21 h.

Viernes de 12 a 14 y de 18 a 21 h.

Sábado de 12 a 14 h.

Pincha en la imagen si quieres recibir información de todos los eventos que realiza la galería

© 2017 por Galería Ra del Rey. Espacio para las Artes. 91 522 31 20

C/ Reina 11, 28004, Madrid.

  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Blogger Social Icon